Bolsa Porta Alimentos

Lleva tu propia comida en el próximo vuelo alrededor del mundo

Ahorra dinero y manténte saludable al llevar tu propia comida cuando vas de viaje en coche, en tren o en avión.

Si alguna vez has viajado en avión, sabes que las opciones de comida son cada vez más limitadas. Algunas aerolíneas no ofrecen comida en absoluto, aparte de un paquete de frutos secos. 

Otras compañías aéreas ofrecen comida pagando, como cajas de bocadillos, sándwiches preparados y platos de fruta y queso. A menos que puedas viajar en business o en primera clase, tienes pocas opciones.

Bolsa Porta Alimentos Amazon – Las más vendidas

Puedes comprar comida en el aeropuerto y subirla al avión, pero si vas justo de tiempo o no te interesa ninguna de las ofertas de comida del aeropuerto, lo tienes difícil. 

Si eres alérgico a algunos alimentos  o sigues una dieta específica, es aún peor, aunque las aerolíneas se están adaptando si pagas. La comida del aeropuerto como todos sabemos es bastante cara, y más si viajas en familia.

La mejor apuesta, si quieres ahorrar dinero y comer los alimentos que te gustan, es preparar tus propias comidas de viaje. Estos son algunos consejos para preparar y transportar alimentos para tu próximo vuelo.

Entendiendo las regulaciones de AENA

Las regulaciones de AENA prohíbe todos los líquidos y geles en contenedores de más de 100 mililitros en el equipaje de mano. 

Se pueden traer líquidos y geles en cantidades más pequeñas, siempre que todos los recipientes de este tipo encajen en una bolsa de plástico con cierre de cremallera. 

Los «líquidos y geles» incluyen mantequilla de maní, gelatina, glaseado, pudín, hummus, compota de manzana, queso crema, salsa de tomate, salsas y otros alimentos blandos o que se puedan verter. 

Las únicas excepciones son los alimentos para bebés, la leche para bebés, los zumos para bebés y los medicamentos líquidos (con una receta).

Esta prohibición se extiende a las bolsas de hielo, ya sean de gel o líquido. Mantener fríos los alimentos puede ser difícil en vuelos largos. 

Es posible que los asistentes de vuelo no quieran darte hielo de su congelador para usar en tu refrigerador, por lo que tendrás que encontrar maneras de mantener tus alimentos fríos o llevar artículos que puedan mantenerse a temperatura ambiente. 

AENA examina cuidadosamente los alimentos que se llevan a través del punto de control de seguridad, por lo que debes llevar algunos alimentos que no sean «gel» para sobrevivir en caso de que tu comida «gel» sea confiscada. Guarda los alimentos en recipientes o bolsas transparentes siempre que sea posible.

Bolsa Porta Alimentos Termica

Planifica el menú de vuelo

Los bocadillos, los snacks y las ensaladas son fáciles de llevar y comer en un avión. Puedes hacer las tuyas propias o comprarlas en tu supermercado o restaurante favorito. 

Asegúrate de llevarlas en recipientes seguros para evitar fugas. Recuerda llevar un tenedor de plástico.

La fruta va bien. Los frutos secos son portátiles y deliciosos. Los plátanos, naranjas, mandarinas, uvas y manzanas son fáciles de transportar y comer. Asegúrate de lavar la fruta en casa. 

Barras de cereales, barras energéticas y galletas son fáciles de transportar. 

El queso en lonchas es sabroso, pero debe mantenerse frío o comerse dentro de las cuatro horas posteriores a la salida del refrigerador. Si te gusta picar algo, considera llevar chips de vegetales u otras alternativas a la comida basura.

Las verduras crudas son sabrosas, y las salsas, hummus y guacamole están disponibles en contenedores de tamaño de viaje. 

Puedes hacer cereales instantáneos en el vuelo si traes un tazón y una cuchara. Pregunta a tu asistente de vuelo por la leche caliente.

Si viajas al extranjero, asegúrate de comer o desechar todas las carnes, verduras y frutas que lleves contigo antes de aterrizar. La mayoría de los países restringen la importación de estos artículos, por lo que no se te permitirá pasarlos por el control de aduanas

Bolsa Porta Alimentos Neopreno

Opciones de bebidas

Puedes comprar bebidas en la terminal del aeropuerto una vez que hayas pasado por el control de seguridad. Se te ofrecerá una bebida en el vuelo a menos que el clima sea malo o el vuelo sea extremadamente corto.

Para ahorrar dinero, lleva una botella vacía o bidón a través del punto de control de seguridad y llénala antes de subir al avión. Puedes llevar sobres de te para darle sabor al agua.

Bolsa Porta Alimentos Valira

Bolsa Porta Alimentos Tatay

 

Bolsa Porta Alimentos – Transporta la comida de manera segura

Se te permite un artículo de equipaje de mano y un artículo personal en la mayoría de los vuelos. Esto incluye cualquier tipo de refrigerador o bolsa porta alimentos que quieras.

Si quieres mantener los alimentos fríos durante varias horas, usa bolsas porta alimentos de verduras congeladas como sustitutos de la bolsa de hielo. 

También puedes congelar el agua en recipientes de 100 mililitros y usar los recipientes de hielo para mantener los alimentos fríos. Algunos yogures vienen en recipientes de 70 ml; Puedes congelarlos y mantener tu comida y el yogur fríos al mismo tiempo.

Bolsa Porta Alimentos Rigida

Prueba estos métodos para mantener los alimentos fríos antes de viajar, de modo que sepas cuándo comer los alimentos fríos, especialmente si coges un vuelo largo.

Ten un plan B de apoyo, como comer toda la comida fría en un plazo de cuatro horas, en caso de que el personal de seguridad del aeropuerto te obligue a deshacerte de las bolsas de hielo (verduras, contenedores de hielo o yogur).

Deja los cuchillos de metal en casa. Corta tu comida en casa o lleva un cuchillo de plástico de punta roma que no esté serrado. Los cuchillos serrados serán confiscados por los controles de AENA.

Ten en cuenta la comodidad y seguridad de tus compañeros de viaje.

Piensa también en tus compañeros de viaje cuando planifiques el menú. Si bien las nueces (almendras, nueces, anacardos) y los cacahuetes son excelentes bocaditos portátiles, muchas personas son bastante alérgicas a uno o ambos tipos de nueces. 

Incluso el polvo de un paquete de nueces puede desencadenar una reacción potencialmente mortal. 

Comete las nueces y mezclas en el aeropuerto en lugar de en el avión Si debes llevar alimentos que contengan nueces, pregunta a tus compañeros de viaje sobre las alergias a las nueces antes de abrir el paquete y limpia la mesa de la bandeja con una toalla húmeda después de comer y antes.

Evita llevar alimentos con olores fuertes. Puede que seas un fanático del queso azul, pero la mayoría de tus compañeros de viaje preferirán que lo dejes  en casa.

Limita la cebolla y el ajo para que tu aliento no moleste a otros pasajeros. Alternativamente, lleva un cepillo de dientes y una pasta de dientes de tamaño de viaje y cepíllate los dientes después de terminar de comer.